¿Por qué me duele la cabeza?

En esta sección hablaremos de una de las preguntas que me hacen frecuentemente: ¿por qué me duele la cabeza?

El dolor de cabeza es un padecimiento muy común entre los latinoamericanos (casi la tercera parte tiene dolor de cabeza al menos una vez a la semana) y aunque la mayoría lo relaciona con el estrés, éste puede tener diferentes procedencias.

A continuación, te presento los factores más comunes que ayudan a que este malestar se presente y que si los controlas, te pueden ayudar a reducirlo.

El desvelo

El desvelo es uno de los factores básicos que contribuyen a ocasionar el dolor de cabeza. Cuando una persona que se desvela y reduce sus horas de sueño es probable que los procesos de recuperación, asimilación y depuración que requiere el cuerpo no se están llevando a cabo de manera correcta y como reacción, en algunas personas se presenta el dolor de cabeza.

Consejos para mejorar tus horas de sueño

  • Procura establecer horarios para dormir al menos 7 horas diarias, incluyendo los fines de semana.

  • Realiza 30 minutos de ejercicio físico todos los días. Eso te ayudará a dormir mejor.

  • Evita el alcohol y la cafeína al menos cinco horas antes de tu hora de dormir, ya que es el tiempo aproximado que requiere tu organismo para asimilarlo, aunque dependerá de la cantidad ingerida y de tu metabolismo.

El consumo excesivo de sal

El consumo de sal es de vital importancia para nuestro organismo, pero como una regla universal “todo en exceso es malo”, el consumo excesivo de este importante compuesto puede alterar funciones en la circulación sanguínea, disminuir las capacidades de depuración, ocasionar retención de líquidos o incluso provocar una disminución en la absorción de los nutrientes esenciales para nuestro cuerpo.

Falta de consumo de sal

La falta de consumo de un elemento vital como lo es la sal también puede provocar el dolor de cabeza. Y es que este compuesto no solo es un regulador de las funciones sanguíneas si no también es muy importante en la asimilación y concentración de los compuestos iónicos como lo son los electrolitos, que también son de suma importancia para nosotros.

¿Cuál es la cantidad de sal recomendable para consumir al día?

Primero, es importante saber que la sal y el sodio no es lo mismo. El sodio es un componente de la sal y es el que, si se consume adecuadamente, puede traer beneficios a nuestra salud. Se recomienda un consumo de 2.300 mg de sodio al día (una cucharadita de sal) para un adulto saludable. En casos de hipertensión o problemas renales, es recomendable consultar a su médico la cantidad de sodio que pueden consumir.

Consejos para mejorar tu consumo de sal

Consumir la cantidad recomendada de sal no es algo fácil de controlar, aún si tiras la sal de tu cocina, ya que existen algunos alimentos que contienen mucho sodio, sin embargo, puedes seguir los siguientes consejos:

  • Reduce tu consumo de los alimentos altos en sodio: pizza, carnes frías, embutidos, aderezos para ensalada y botanas.

  • Cuando realices tus compras, compara los productos revisando la cantidad de sodio que contienen, por lo regular los conservadores y alimentos procesados contienen mucho sodio.

Falta del consumo de electrolitos

Si tenemos bajos niveles de electrolitos puede provocar dolor de cabeza además de afectar drásticamente nuestras capacidades corporales tales como la regulación de la presión sanguínea, la regulación de la acidez en la sangre (pH) y mantener una adecuada función muscular.

La diarrea, vómito, dietas poco nutritivas o un entrenamiento físico intenso pueden provocar una baja de electrolitos en tu cuerpo. Algunos síntomas que puedes detectar cuando tienes una pérdida de electrolitos son los mareos, dolor de cabeza, debilidad muscular y la falta de apetito.

Consejos para mejorar tu consumo de electrolitos

Algunos creen que tomando mucha agua es suficiente para recuperar los electrolitos que necesitamos, pero no es del todo cierto. Puedes consumir los siguientes alimentos:

  • Consume al menos 2 ½ tazas de verduras al día. Las verduras de hojas verdes, como las espinacas contienen, potasio, magnesio y calcio.

  • Toma un vaso de agua de coco, contiene una gran dosis de potasio.

  • Consume aguacate, plátano y frutos secos, ya que son ricos en potasio.

El consumo excesivo de azúcar

El azúcar es algo que podría decirse que todos conocemos, pero como a lo mejor ya habremos escuchado el exceso de azúcar ocasiona altas deficiencias orgánicas, daños en la circulación sanguínea, al tejido nervioso y en los casos avanzados daños directos en las condiciones orgánicas.

La falta de consumo de azúcar

Por difícil que parezca el dolor de cabeza también puede proceder de un bajo consumo de azúcar, la falta del consumo de azúcar (no sintética, ni refinada) en nuestra alimentación diaria puede ocasionarnos estos fuertes y molestos dolores, ya que podríamos vernos afectados por una disminución de una fuente de energía para nuestro cuerpo.

Consejos para mejorar tu consumo de azúcar

Antes de que cambies de alimentación y consumo de azúcar, es importante que conozcas tu nivel de azúcar en la sangre para que no tomes acciones que puedan descompensar tu cuerpo.

  • Para consumir menos azúcar, puedes empezar con dejar de tomar bebidas azucaradas y reducir la cantidad de azúcar que le añadimos al café o té.

  • Cuando compres tu despensa, revisa la cantidad de azúcar que tienen los productos y evita llevar lo más azucarados.

  • Reduce el consumo de alimentos altos en azúcar, como pastelillos, mermeladas, malteadas, dulces, entre otros.

La falta del consumo de agua

Uno de los motivos por los cuales podríamos sufrir de dolores de cabeza y muchas veces podría pasar desapercibido es la falta del consumo de agua ya que es una de los compuestos más vitales para nuestra vida. Es importante mantenernos hidratados por medio del requerimiento diario necesario para nosotros.

Consejos para mantenerte hidratado

  • Bebe entre dos y tres litros de agua simple durante el día.

  • Bebe agua constantemente en días calurosos, no esperes a beber hasta que tienes sed, somos propensos a deshidratarnos en estos días.

  • Consume frutas y verduras con un alto contenido de agua, como la sandía, el melón, el pepino, la naranja, entre otros.

Es importante que consideres en que, si has intentado regular tu dolor de cabeza con estas recomendaciones y tu situación persiste, te recomendamos que acudas con algún especialista de la salud.

Saludos de parte de Salud, vida y alimentación.

Consejos prácticos para ti.

Síguenos en nuestras redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *