¿Por qué la fatiga puede ser un síntoma de hígado graso?

Una señora desde hace semanas tenía una fatiga muy persistente que había aumentado drásticamente. Trató de remediar las molestias aumentando su consumo de cafeína y después con bebidas energéticas, sin tener mejoría alguna. Aunado a eso, empezó a tener dolor en la espalda. Cambió su colchón para la conciliación del sueño, pensando que era la causa de sus molestias, pero al ver que continuaba de la misma manera empezó a tomar todo tipo de medicamentos a su alcance. Después creyó que era alguna contractura en la columna, entonces se empezó a aplicar ungüentos y masajes en las zonas que le afectaban hasta que finalmente comenzó a presentar un dolor abdominal al consumir alimentos. Fue así, que después de una revisión médica, de un ultrasonido y análisis sanguíneos se determinó su situación. Se pudo encontrar que presentaba un cierto grado de hígado graso, el cual, de no haber sido identificado y tratado a tiempo, puedo haber sufrido de una degradación del tejido hepático, incapacitándolo para llevar acabo su función y afectando a todo su cuerpo.

¿Sabías que el nombre de hígado data de la gastronomía en la antigua Roma, ya que alimentaban a los patos con “higos”, provocando la acumulación de grasa en esta parte del ave, para posteriormente darle un uso gastronómico al cual se le consideraba un manjar?

¿Qué es el hígado?

Es uno de los principales órganos de nuestro cuerpo, pesa aproximadamente 1.5 kg en un adulto, es donde está ubicada la vesícula biliar, al hígado llegan la vena porta que transporta sangre a su interior y de él sale la arteria hepática, donde la sangre va hacia al cuerpo después de haber sido aplicadas sus funciones de absorción, depuración y desintoxicación.

¿Qué función tiene el hígado?

  • La sangre que llega al hígado está llena de nutrientes para ser procesada y así formar la bilis, para posteriormente viajar al intestino y ayudar a los procesos de la digestión.

  • Se encarga de absorber las proteínas necesarias para el funcionamiento de nuestro cuerpo, para la actividad y resistencia del sistema inmunológico, el cual nos protege de virus y bacterias, además de prevenir que se generen reacciones alérgicas.

  • Aquí se almacenan las vitaminas necesarias para el organismo, además de los glucógenos, que son depósitos de azúcar que el cuerpo almacena para cuando los necesite.

¿Entonces, qué es el hígado graso?

Sucede cuando se acumula grasa en su interior, haciendo que los triglicéridos se almacenen en el centro de su estructura, produciendo así la llamada congestión hepática. Esto provoca un daño directo en el hígado y lentamente va dejando de funcionar, hasta ocasionar su muerte a nivel celular. Este mismo efecto se puede presentar en los tejidos del corazón.

Ya que el hígado con un estado graso no cuenta con los elementos necesarios para sobrevivir, sufre una escasez de oxígeno y nutrientes, obstruido por el exceso de grasa en el tejido se encuentra incapacitado para realizar sus funciones de manera adecuada, así que limita la asimilación y distribución de energía en todo nuestro cuerpo, generando una muy marcada fatiga. Siendo este uno de los síntomas más comunes y característicos de la esteatosis hepática (hígado graso).

Una persona que presente una fatiga constante o muy marcada, habiendo descartado factores como el desvelo, la deshidratación o malos hábitos en la alimentación, se le recomendaría que asista a una revisión con su médico ya que podría estar padeciendo de hígado graso.

Recuerda que la prevención es una de las mejores maneras de cuidar tu salud. Ante cualquier observación puedes acudir a tu médico.

 

Deseamos que estés bien y te mantengas bien.

Un afectuoso saludo de parte de Salud, vida y alimentación.

Consejos prácticos para ti.


Facebook


Twitter


Instagram


Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *