¿Me estoy provocando diabetes tipo 2?

Una enfermedad mayormente autoinfligida, pero ¿cómo saber si me estoy provocando diabetes tipo 2?

Se estima que cerca del 70% de la diabetes tipo 2 a nivel global es provocada por los malos hábitos en la población.

La diabetes es una de las enfermedades mayormente reconocidas por su gran alcance entre la población y por su dramática afectación en el transcurso de su padecimiento.

Muchos hemos escuchado, hablado o incluso tenido un contacto directo con esta enfermedad que aqueja de manera general. Pero ¿cuántos conocemos incluso lo básico de esta condición? y si no tenemos esta información ¿cómo es que podemos contribuir para evitar adquirir esta enfermedad?

¿Sabías qué?

al consumir glucosa, nuestro cuerpo la procesa en forma de energía, y en caso de una posible carencia de alimento, nuestro cuerpo también la almacena, incluso hasta tiene la capacidad de producir glucosa por sí mismo (en forma de glucógeno), esto como un mecanismo de defensa en caso de que nos llegáramos a quedar sin este tipo de combustible para nuestro cuerpo.

La glucosa

Es el azúcar que encontramos en los alimentos que la contienen, siendo esta una de las principales fuentes de energía de nuestro cuerpo. Desde el proceso digestivo de la masticación, la asimilación de los alimentos en el intestino, hasta la aplicación de la insulina en las células del organismo, la glucosa sirve para transformarse en energía y así cumplir con todas las funciones que nuestro cuerpo requiere.

Probablemente hayas escuchado decir que la diabetes es una alta concentración de glucosa en sangre. Pero, ¿qué es realmente la diabetes?

Existen dos tipos principales:

La diabetes mellitus “tipo 1” sucede cuando el páncreas no produce la hormona insulina, imposibilitando la absorción de glucosa que se encuentra en la sangre. Ya que, sin la función de la insulina las células no pueden asimilar la glucosa, teniendo como resultado que se encuentre constantemente en exceso en el torrente sanguíneo. Provocando posteriormente problemas cardiacos, renales, oculares, circulatorios, del tejido nervioso entre muchos otros asociados a esta condición.

La diabetes mellitus tipo 1 se presenta principalmente en los niños y adultos jóvenes, aunque puede presentarse en cualquier edad. Ya que no es por un consumo excesivo de alimentos, esta condición debe de ser vigilada por un especialista en la salud en el caso de presentar síntomas que nos indiquen que se pueda padecer de diabetes mellitus tipo 1.

Síntomas de una posible Diabetes mellitus tipo 1:

    • Orinar frecuentemente, principalmente en la noche

    • Fatiga

    • Vista borrosa

    • Deshidratación injustificada

    • Pérdida de peso de manera repentina

    • Resequedad de la piel

La diabetes mellitus “tipo 2” es ocasionada principalmente por consumir frecuentemente grandes cantidades de alimentos y bebidas con mucha azúcar. Para nuestro cuerpo esto representa una gran dificultad para procesarla, ya que va más allá del requerimiento diario corporal, por lo cual no alcanza a procesar la glucosa (aun incluso aumentando la producción de insulina en el páncreas) haciendo que ésta viaje de manera inadecuada en el torrente sanguíneo, ocasionando una serie de daños a su paso. Esta es la diabetes en la que básicamente podríamos hacer algo para evitarla.

Pero… ¿Me estoy provocando la diabetes tipo 2?

Como se ha mencionado, este tipo de diabetes es aquella que principalmente tiene que ver su origen con nuestros hábitos cotidianos.

Podría referirse que existen 3 cuestiones que la propician y dos de ellas caben directamente en nuestras posibilidades, ya que para esto se requiere una orientación, información e incluso un interés personal.

La diabetes tipo 2 puede centrar su origen en:

  1. Algunos de los medicamentos que tomamos pueden tener algún efecto que limite la absorción de la glucosa en la sangre. En este caso consulta con tu médico para que te asesore adecuadamente.

  2. El sedentarismo como un modo de vida entre las personas.

  3. El exceso de consumo de azúcar en nuestros alimentos, una dieta hipercalórica es una de las mayores causas de este padecimiento.

El sedentarismo

El sedentarismo como modo de vida es una muy limitada actividad física a condiciones básicas en cuanto a nuestra función diaria, y aunque muchos de nosotros podríamos decir que durante el día requerimos tener movilidad o incluso desplazamiento, este solo podría ser considerado como útil en el control de la glucosa en sangre si nuestra ingesta diaria de azúcar no sobrepasa a la actividad física.

Quiere decir que la cantidad de azúcar que consumimos no debe de ser mayor a la cantidad de azúcar que asimilamos en el ejercicio.

El consumo excesivo de azúcar

¿Qué alimentos y bebidas pueden provocarnos diabetes tipo 2?

Como ya habremos escuchado el exceso de azúcar en los alimentos puede provocarnos este tipo de padecimiento. Pero muchas veces dejamos pasar por alto el hecho de que en nuestras actividades diarias podríamos estarnos provocando este mismo efecto, ya que muchas veces creemos que esta enfermedad esta mayormente asociado a personas de cierta edad como las personas de la tercera edad, pero “podríamos estar equivocados” ya que esta enfermedad no distingue edad ni condición. En breve te enlistaremos cuales son algunos de los principales alimentos y bebidas que pueden llevarte a padecer diabetes tipo 2.

  • Las golosinas”, por su alto contenido calórico las golosinas aunque sean en pequeñas cantidades pero de manera constante pueden ser de manera silenciosa una de las formas en las cuales nos lleven a este padecimiento.

  • Las bebidas light, sin azúcar, endulzadas y carbonatadas” son una de las formas más comunes que pueden provocar que padezcamos a la larga este tipo de enfermedad, el azúcar en bebidas endulzadas son fácilmente asociadas con la acumulación del glucosa en la sangre, pero ¿qué hay de las bebidas que prometen ser “light”, o “sin azúcar”? este tipo de bebidas comúnmente tienen un alto contenido de sal, en algunos casos lo refieren incluso como un ingrediente básico, y al igual que cualquier alimento con exceso de sal este tipo de bebidas afectan en la eliminación de toxinas, la circulación sanguínea entre muchas otras condiciones asociadas, aumentando la predisposición a padecer de diabetes tipo 2.

  • Los alimentos ricos en grasas saturadas” todos los alimentos que requieren en su preparación ser fritos ya sean incluso los capeados o empanizados siendo consumidos de manera constante o incluso en su aumento diario son gradualmente una causa de diabetes tipo 2.

  • El exceso de sal”, todos los excesos son malos y aunque este es un compuesto de vital importancia para nuestro organismo, su consumo en exceso y la utilización de sal para los alimentos y bebidas son igualmente de un alto riesgo para llegar a padecer diabetes ya que el exceso de sal afecta a la absorción y distribución de los alimentos pudiendo causar daños en nuestro organismo como lo puede ser en el hígado, páncreas, riñones, en el corazón e incluso hasta en nuestro cerebro.

  • Las bebidas alcohólicas” como probablemente ya hemos escuchado, las bebidas alcohólicas son el producto de la fermentación o destilación de algunos tipos de almidón y del azúcar ocasionando en nuestro cuerpo una alta concentración de la glucosa en la sangre derivado de su ingesta. Es por eso que este tipo de bebidas contribuyen altamente a la probabilidad de padecer diabetes tipo 2.

Podemos concluir que, aunque parezca algo simple e inofensivo para nosotros es un hecho que el consumo constante, excesivo y continuo de este tipo de alimentos y bebidas e incluso el alto sedentarismo como modo de vida elevan drásticamente nuestras probabilidades a padecer este tipo de enfermedad.

Es reconfortante saber que nosotros mismos podemos procurarnos un mejor futuro.

¡Queremos ayudarte a mejorar tu vida!

Saludos por parte de Salud, vida y alimentación.

Consejos prácticos para ti.

2 opiniones en “¿Me estoy provocando diabetes tipo 2?”

Israel serrano reza

Quiciera recibir qué tipo de alimentos debo de comer tengo diabetes tipo 2

    Salud, vida y alimentación

    Hola Israel,
    Los alimentos que requieran una alimentación especializada como en este caso sería para una persona con diabetes mellitus tipo 2, es recomendable que sea programado por tu médico, ya que él/ella tiene conocimiento de los requerimientos proteicos, vitamínicos y de carbohidratos que son mejor para tu condición física.
    Recibe un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *