Tratamiento para la inflamación con Aceite de Caléndula

Todos, en alguna ocasión, hemos sufrido de inflamación muscular y hasta hemos tomado medicamento para este padecimiento. Sin embargo, para algunos estos medicamentos son muy agresivos para su estómago, pero existen tratamientos terapéuticos, como el aceite de Caléndula, que se aplican directamente en el cuerpo sin ocasionar daños al estómago.

La Caléndula, también llamada “botón de oro”, su nombre proviene del latín Calendulaeque en su traducción quiere decir “A lo largo de los meses” ya que florece a lo largo del año.

¿De dónde es originaria la Caléndula?

Es una planta que se cree es de origen mediterráneo, incluso se tienen registros de su uso y aplicación desde tiempos de los antiguos griegos.

¿Cuáles han sido sus usos a través de la historia?

Se ha utilizado de manera ancestral en Grecia y también en otras regiones como la India y Arabia Saudita, considerándola una hierba medicinal utilizada para la cicatrización, desinflamación muscular, golpes, torceduras, como antiespasmódica, irritaciones, picaduras y afecciones de la piel.

Esta planta posee un color de varias tonalidades que son el amarillo pálido, amarillo brillante, naranja, naranja oscuro y naranja rojizo.

Es agradable a la vista y por eso mismo también se le usaba como tinte para telas, de forma cosmética e incluso en la gastronomía como sustituto del azafrán.

¿Qué propiedades se le atribuyen a la Caléndula?

  • Se emplea para las irritaciones de la piel, eczemas (manchas rojas acompañadas de picor intenso) incluso aquellas que han sido de manera constante.

  • Tiene una acción antiinflamatoria en edemas (exceso de líquido en algún órgano o tejido del cuerpo que, en ocasiones, puede ofrecer el aspecto de una hinchazón blanda).

  • Fungicida (que ayuda a eliminar hongos).

  • Antiespasmódica (alivia o calma las contracciones bruscas, involuntarias y persistentes de las fibras musculares).

  • También es útil para los cólicos menstruales.

¿Cómo puedo utilizar el aceite de Caléndula?

Dependiendo de las condiciones que requerimos puede ser su utilización.

Para tratar las irritaciones de la piel:

1. Lavar la zona en la que se va aplicar el aceite.
2. Aplicar el aceite de manera que cubra toda la zona.
3. Ventilar la zona afectada para tener un mejor efecto.
4. Dejar aplicado en la piel hasta que posteriormente se remuevan los excesos por medio del baño diario.
5. Repetir una o dos veces al día, hasta que vayan mejorando las condiciones de la piel.
6. De preferencia aplicar máximo durante dos semanas.

Para tratar los eczemas (exceso de líquido en alguna área del cuerpo):

1. Lavar la zona donde se va aplicar el aceite.
2. Aplicar el aceite de una manera abundante.
3. Cubrir la aplicación con una frazada limpia (de preferencia recién lavada).
4. Dejar reposar por un periodo de 3 horas y posteriormente se puede limpiar la zona para retirar el exceso de aceite.
5. Repetir una vez al día, hasta por dos semanas.
6.Se puede suspender dos semanas y después, si así lo requiere, se puede volver a repetir.

Parar tratar la eliminación de los hongos en la piel (acción fungicida):

1. Lavar la zona afectada.
2. Aplicar el aceite en esta zona.
3. Cubrir la zona con una frazada nueva o ropa recientemente lavada.
4. Dejar reposar por un lapso de dos horas.
5. Limpiar los excesos del aceite, esto se puede hacer en la aplicación del baño diario.
6. Repetir hasta que se hayan visto resultados o por aproximadamente dos semanas.
7. Es posible suspender dos semanas y después repetir su aplicación.

Para su uso Antiespasmódico (contracciones bruscas, involuntarias y persistentes en las fibras musculares):

1. Lavar la zona afectada.
2. Aplicar el aceite de manera que cubra toda la zona.
3. Cubrir con un vendaje ligero, sin obstruir la circulación sanguínea.
4. Dejar aplicado en la piel por dos a tres horas, después, remover los excesos.
5. Aplicar una vez al día, hasta que vayan mejorando las condiciones del músculo afectado por el espasmo.
6. De preferencia aplicar como máximo dos semanas.

En los padecimientos de cólicos menstruales:

1. Lavar la zona donde se va aplicar el aceite.
2. Se aplica el aceite de una manera abundante.
3. Se cubre la aplicación con una frazada limpia, de preferencia nueva o recién lavada.
4. Dejar reposar por un periodo de 2 horas y posteriormente limpiar la zona para retirar el exceso de aceite.
5. Repetir una vez al día, por 3 días.

Recordar que para su utilización debe de ser un aceite de buena calidad para así obtener el mayor beneficio.

Precaución general:

Se recomienda evitar su uso a que las personas sensibles a los ASTERÁCEAS (grupo a la que pertenece esta flor), ya que experimentalmente se ha visto una débil sensibilización de la piel, aunque no se han registrado casos claros de dermatitis por contacto.

Una alternativa a la inflamación, de fácil utilización.

Esperando estés bien y te mantengas bien.

Un afectuoso saludo de parte de Salud, vida y alimentación.

Consejos prácticos para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *