Cómo desinflamar el estómago con un té de menta, manzana y miel

Cuántas veces hemos padecido de la molesta inflamación estomacal que en muchas ocasiones puede ser demasiado incómodo. La gran mayoría de nosotros hemos padecido de este malestar estomacal.

Recordemos esas ocasiones en las que decididos llevar una dieta libre de grasas, hemos aumentado la cantidad de fibra en nuestros alimentos o incluso hemos adoptado rutinas de ejercicio para deshacernos de este mal, pero frustrantemente hemos fracasando en el intento.

Existen algunos alimentos naturales que pueden ayudarnos en esta búsqueda de la desinformación.

¿Sabias qué?

La menta

Tiene propiedades enfocadas a la desinflamación y al descongestionamiento de los tejidos. El mentol, sustancia que se encuentra dentro de la menta, se asimila por medio del tejido del músculo liso que está en el intestino, teniendo efectos analgésicos y antiinflamatorios, por lo tanto, si se utiliza de manera adecuada puede ser una excelente herramienta en el tratamiento para la inflamación intestinal.

A la menta se le atribuyen beneficios tales como:

    • Antiinflamatorio sobre los tejidos de vejiga y riñones.

    • Propiedades antiinflamatorias de las vías respiratorias descongestionando sus conductos.

    • Puede ser utilizado para tratar el dolor abdominal.

    • Se ha comprobado tener propiedades en funciones cardiovasculares.

    • Es un relajante natural en el sistema nervioso central.

La manzana

Aunque existen aproximadamente más de 5000 variedades de tipos de manzana solo hay unas 40 que se encuentran entre las más comerciales. La manzana es una de las frutas con extensas propiedades para nuestro organismo y aunque hablar de todas ellas se podría hacer todo un compendio, nos vamos a enfocar en mencionar su beneficio para la desinflamación estomacal.

La manzana contiene 3 compuestos que son importantes para el proceso digestivo, , estos son:

    • Pectinas: Útiles en la eliminación del colesterol, además de contribuir en la asimilación de los nutrientes.

    • Cisteína: Ayuda a eliminar las toxinas del hígado.

    • Histidina: Regula las condiciones del jugo gástrico.

La miel

La miel es uno de los alimentos con mayores propiedades benéficas para nuestro organismo. Está comprobado que es el único alimento que como tal, en su estado puro, no tiene una fecha de caducidad, ya que se han encontrado jarrones de hace décadas o de un centenar de años con miel en su interior y ésta es aún comestible.

La miel tiene un gran número de propiedades benéficas para el ser humano. La miel puede contener nutrientes tales como:

Vitamina A, C, E, K, B1, B2, B6, Niacina, Ácido Pantoténico, Ácidos Fenólicos, Flavonoides entre otros.

Uno de los componentes de la miel es el ácido pantoténico que se caracteriza en tener un importante funcionamiento en el metabolismo y síntesis de los carbohidratos, proteínas y grasas. La deficiencia de este nutriente puede ocasionar fatiga, alergias, náusea, una fuerte inflamación y dolor abdominal.

Es por eso que podríamos decir que el té de menta con manzana y miel es muy práctico para la desinflamación estomacal.

Y es que en realidad tenemos un consejo práctico para ti y es el de tomar una taza de té con miel. Como te podrás imaginar su forma de preparación es de lo más práctica y fácil.

Ingredientes para el té

    • De 10 a 15 hojas frescas de menta

    • 1 cucharada de miel de abeja, preferentemente orgánica y de buena calidad.

    • 1/4 de manzana roja, preferentemente del tipo Gala,

    • Aproximadamente 400 ml de agua, preferentemente embotellada

Notas: algunas marcas de miel pueden utilizan colorantes, saborizantes y agua lo cual reduce drásticamente su efecto en su correcta utilización.

Forma de preparación

    1. Calienta el agua en la estufa por un tiempo aproximado de 3 minutos o hasta que hierva. No calientes el agua en el horno de microondas.

    2. Lava la manzana con agua tibia y un poco de vinagre blanco, luego pártela en 4, retirando el tallo y el corazón.

    3. Cuando esté hirviendo el agua, apaga el fuego y agrega la menta y el ¼ de manzana.

    4. Deja reposar por 5 minutos aproximadamente.

    5. Cuela el té en una taza y agrega la cucharada de la miel.

    6. Mueve suavemente con una cuchara, hasta que la miel se incorpore al té perfectamente.

Forma de utilización

La mejor forma de utilizar este fácil y práctico té, es tomándolo en ayunas y esperar unos 10 a 20 minutos antes de consumir cualquier alimento.

Repite el proceso todos los días por 2 semanas continuas. Si deseas continuar tomando el té, se sugiere suspender su consumo por 2 semanas, antes de ingerirlo de nuevo.

El resultado lo podrás identificar después de un par de días, dependiendo de la severidad de la inflamación.

Te recomendamos que seas constante y paciente para poder alcanzar tus metas.

Un cordial saludo de parte de Salud, vida y alimentación.

Consejos prácticos para ti.

Síguenos en nuestras redes sociales


Facebook


Twitter


Pinterest


Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *